EL REY LEÓN: EL MUSICAL QUE CONMUEVE AL MUNDO

Visto por 85 millones de espectadores y ganador de 70 premios, este increíble musical con más de 19 años sobre los escenarios de Broadway  y 6 en España, cuenta con todos los ingredientes para seguir en cartel a día de hoy. 

Tras muchas y entusiastas recomendaciones de familiares, amigos y conocidos que habían visitado anteriormente el musical, y con expectativas muy altas al ser la película de El Rey León un icono de infancia, acudí por fin el pasado viernes al tan aclamado espectáculo.

Imagen de la representación de Rafiki
Foto de la Galería de El Rey León, Teatro Lope de Vega

Quedaba media hora para empezar la función, pero siempre es recomendable ir con tiempo para encontrar tu butaca o poder comprar algo de comer antes, ya que la función dura 3 horas y solo hay un descanso. Las entradas se pueden encontrar desde unos 40 euros, pero estas experiencias merecen una posición privilegiada. ¡Si vais a hacerlo, hacedlo bien!

Muy puntuales, las luces del Teatro Lope de Vega se apagaron para dar paso a los focos del escenario. La representación comienza con la presentación del director de orquesta, que inmediatamente da paso al primero de los temas de la banda sonora de la mítica película, Ciclo sin fin, entonado por la actriz que da vida a Rafiki.

En cuanto a las canciones, y aunque todas las letras han sido modificadas, mantienen el mismo significado y sentido. Temas tan conocidos como Hakuna Matata Él vive en ti se han mantenido bastante fieles a las originales. En el aspecto vocal los artistas están a un nivel estupendo, se nota trabajado, cuidado, estudiado cada detalle de la voz para dar esa fuerza y profundidad a los temas y a los personajes. Mención especial a Rafiki.

Imagen de Simba y Nala
Foto de la Galería de El Rey León, Teatro Lope de Vega

Los personajes están muy bien logrados, en especial desde la perspectiva del equipo de caracterización: vestuario, atrevo, maquillaje. Y cómo no, acompañado de una interpretación sublime. Es complicado trasladar una ficción interpretada por animales a un teatro y que esta conserve toda la magia, la realidad, la intensidad, y aunque al comienzo choca la presentación, esta sensación se logra de manera espectacular.

Una mención también a las luces, que durante toda la representación juegan un papel importantísimo. El contraste luz/sombra participa en la recreación de ambientes, sirviendo también como apoyo a intensificar sensaciones y sentimientos.

Imagen de Simba
Foto de la Galería de El Rey León, Teatro Lope de Vega

Con momentos cumbre como la estampida, el reencuentro estelar con Mufasa, o el reencuentro de Nala y Simba, y personajes tan maravillosos como Timón, Zaza o Rafiki, 3 horas de función que terminan mucho antes de lo que el espectador desearía, y que dejan un intenso nudo en la garganta. Si queréis volver a revivir la magia de esta historia y estos personajes, no dudéis en vivir esta experiencia mágica. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s